jueves, 22 de marzo de 2007

Denuncia publica de un supuesto grupo de policias de la PNC-Guatemala con relacion al asesinato de los parlamentarios salvadorenos

DENUNCIA PÚBLICA
Guatemala 15 de marzo 2007
 
Pueblo de Guatemala: Para nadie es un secreto que los carteles de la 
droga han estado infiltrados en las más altas esferas de este Gobierno 
corrupto de “empresarios”; por lo tanto DENUNCIAMOS detalles que se 
dieron antes y después de los asesinatos contra los diputados 
salvadoreños y su chofer:
 
1.      El narco-diputado William Rizziery Pichinte traía $US 5 millones 
en efectivo como “contribución” del Cartel de Cali para su títere ÁLVARO COLOM CABALLEROS, de la UNE.
2.      Esta información les fue filtrada, en su visita a El 
Salvador “curiosamente” un par de días antes de los crímenes, al famoso 
Javier Figueroa y a Víctor Soto, Jefe del DINC, ( “asombrosamente” este 
par trabaja para el Cartel de Sinaloa).
3.      Javier Figueroa, desde El Salvador, consultó con su Jefe 
inmediato, Erwin Uperisen Director de la PNC, y éste con el Ministro de 
Gobernación, Carlos Vielman, para recibir la instrucción de apoderarse 
de “la carga”, no sólo para hacerse de unos dolaritos, dificultarle las 
cosas al Cartel de Cali, sino para limitarle los fondos a Álvaro Colom 
de la UNE.
4.      Los narco-diputados salvadoreños, al llegar a Guatemala, se 
separaron de la caravana en que venían y se dirigieron hacia la casa de 
habitación de don Álvaro Colom  ubicada en Residencial Los Maderos en la carretera a El Salvador frente a la salida de parqueos del Hotel Quinta Real (esa es la razón por la que el gps marcó la permanencia de un vehículo de la PNC en ese hotel), en ese lugar fueron interceptados los salvadoreños y conducidos hacia la “casa de seguridad” en la entrada a Santa Elena Barillas donde, luego de someterlos a cruel trato y torturarlos, los asesinaron y los llevaron al Jocoquillo donde montaron el espectáculo de quemar el vehículo con los cadáveres adentro.
5.      Este terrible y lamentable hecho criminal, dejó al descubierto 
la manera en que funcionan impunemente dos organizaciones paralelas con 
fines delictivos, criminales y de limpieza social (Escuadrones de la 
Muerte) dentro del Ministerio de Gobernación, que son socios entre ellos en los grandes negocios y en otras cositas, que es como sigue:
1.      El Clan del Ministro de Gobernación Carlos Vielman (cholerito 
del CACIF y sirviente de Juan Luís Bosch), secundado por el asesor 
venezolano Víctor “Frank” Rivera (a quien la familia Bosch-Gutiérrez le 
pagan sin recibo) y varios exmilitares de la época dorada de Ríos Montt.
2.      El Clan o la Organización Evangélica, liderada por el Director 
de la PNC, Erwin Sperisen, apoyado logística, técnica y operativamente 
por Javier Figueroa, el Subdirector General de Estudios Carlos Peralta 
García Salas (suegro de Figueroa), y por Karina Méndez Subdirectora de 
Salud (primita de Figueroa).
 
6.      Estos dos grupos son responsables de la sustracción de drogas de 
las instalaciones de la zona 6 y del robo descarado de los más de $US 8 
millones del Aeropuerto. Y de muchas otras cositas que iremos 
denunciando poco a poco.
 
URGIMOS A LA POBLACIÓN A ESTAR ATENTOS Y ALERTA
Puesto que, así como algunos compañeros han tenido la valentía de 
declarar, señalar, acusar y presentar evidencias y pruebas documentales 
y testimoniales, ante el Procurador de los Derechos Humanos, estamos 
seguros que más elementos de la PNC y del Ministerio de Gobernación 
harán lo mismo en contra de las más altas autoridades de este corrupto 
gobierno de malos empresarios 


Nota:Publicamos este comunicado llegado a El Independiente con las reservas que el caso amerita. El Indepediente no asume ninguna responsabilidad legal sobre el contenido del mismo.

1 comentario:

Mario dijo...

Esto no es extrano si ellos asi se protegen y por eso Avila salio a la carrera a tapar todo antes que los cuilios chapines les hicieran la regazon.
Arresten a Avila y Figueroa que son de los funcionarios mas corruptos de El Salvador